Treinta años del Sistema Nacional de Salud

    Han transcurrido ya treinta años desde que la Ley General de Sanidad creaba el Sistema Nacional de Salud en España. El Estudio 98 de la Fundación 1 Mayo, realizado por Fernando Puig-Samper y Carlos Bravo, concluye que hoy es necesaria una nueva ley general de sanidad que ponga al día, refunda y ordene normas que hoy aparecen dispersas y, en ocasiones, de forma contradictoria. [DESCARGAR PDF]

    04/11/2016.
    Treinta años del Sistema Nacional de Salud

    Treinta años del Sistema Nacional de Salud

    En este año 2016 se cumple el trigésimo aniversario de la Ley General de Sanidad (LGS) y, con ella, del nacimiento del Sistema Nacional de Salud (SNS) que agrupa a todos los servicios de salud tanto de la Administración del Estado como de las comunidades autónomas. Una LGS aún vigente aunque modificada en profundidad y parcialmente derogada por diecisiete leyes posteriores, que han incorporado o modificado referencias a la igualdad efectiva entre hombres y mujeres; a las personas con discapacidad; a la autonomía y los derechos de los pacientes; a la salud pública; a los consumidores y usuarios; a la cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud; al libre acceso a las actividades de servicio y su ejercicio; a los medicamentos; al nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas; al personal y su estatuto marco; a la docencia y a la investigación. No es de extrañar, por tanto, que algunos grupos y expertos consideren necesaria la negociación de una nueva LGS. La evolución en estos treinta años permite afirmar que hoy es más que conveniente esta reconsideración. Ha crecido el volumen de gasto sanitario, se ha modificado su distribución entre lo público y lo privado, ha aumentado el empleo en el sector, está incrementándose la demanda de forma notable, hay que afrontar retos derivados de los nuevos medicamentos, se han producido cambios nada desdeñables en la docencia y en la investigación, el progreso tecnológico es imparable. Al mismo tiempo, cobran más importancia los derechos de los pacientes, su exigencia de una mayor información y participación en decisiones que les afectan, su demanda de una mayor transparencia y de una mejor coordinación. Sin embargo, las características fundamentales del SNS incluidas en la LGS se mantienen sin variaciones: la extensión de sus servicios a toda la población; la organización adecuada para prestar una atención integral a la salud, comprensiva tanto de la promoción de la salud y prevención de la enfermedad como de la curación y rehabilitación; la coordinación y, en su caso, la integración de todos los recursos sanitarios públicos en un dispositivo único; la financiación de las obligaciones derivadas de esta Ley se realizará mediante recursos de las Administraciones Públicas, cotizaciones y tasas por la prestación de determinados servicios; y la prestación de una atención integral de la salud procurando altos niveles de calidad debidamente evaluados y controlados. Estas características servirán de guía para analizar los retos que el SNS tiene por delante al cumplir treinta años de vida.

    VER TRABAJO COMPLETO [DESCARGAR PDF]

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.