El sindicalismo y la construcción de los derechos

    Durante los últimos ciento cincuenta años los principales avances democráticos y la ampliación de los derechos en Europa han venido de la mano del movimiento obrero en general y del sindicalismo en particular. Esta es una de las principales conclusiones que pueden extraerse de la lectura del nuevo libro editado por la Fundación 1º de Mayo, centro sindical de estudios de CCOO, en el que se recogen trabajos con estudios de España, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Portugal.

    13/05/2014.
    El sindicalismo y la construcción de los derechos

    El sindicalismo y la construcción de los derechos

    PRÓLOGO | Rodolfo Benito Valenciano
    Secretario Confederal de Estudios de CCOO y Presidente de la Fundación 1º de Mayo. A lo largo de siglo y medio, los principales avances democráticos en Europa han venido de la mano del movimiento obrero en general y del sindicalismo en particular. Obviamente esto ha sido así en lo que concierne a los derechos de ciudadanía social, como es el caso de la universalización de la educación o la sanidad. Pero no sólo. En primer lugar, el combate por el reconocimiento legal del sindicato y por la universalización del sufragio -inicialmente masculino- permitió que los trabajadores accediesen a la condición de ciudadanía política; es decir, que pudieran participar en la toma de decisiones relativas a los asuntos públicos y formasen parte del sistema político. Porque es preciso recordar que en origen los regímenes liberales no fueron en absoluto sistemas democráticos. Del mismo modo, como ponen de manifiesto los casos de Portugal, España, Italia o Francia, en la lucha contra el fascismo y las dictaduras, que no es sino la lucha por los derechos y libertades ciudadanas, las organizaciones sindicales han ocupado un espacio central. Lógicamente esto va mucho más allá de los derechos del trabajo, de manera que la acción sindical ha resultado fundamental en la construcción de la ciudadanía que, a su vez, es una categoría que hace referencia a un ámbito más amplio que el estrictamente laboral. Por supuesto, cuando decimos que el sindicalismo ha jugado un papel esencial en al construcción de la ciudadanía nos referimos a un determinado tipo de sindicalismo. Un sindicalismo ciertamente diverso pero que responde a una lógica de tipo general; es decir, el sindicalismo de clase o confederal, frente a los sindicatos de categoría o corporativos, cuya acción se constriñe al interior de la empresa. Es en este sentido en el que desde sus orígenes las Comisiones Obreras han apelado al sindicalismo sociopolítico, en referencia a una práctica sindical de clara dimensión política. De estas cuestiones se trata en estas páginas, en un libro que incluye amplios pasajes de la historia del sindicalismo europeo, pero cuyo tema no es exactamente la historia del sindicalismo, sino más bien cómo éste ha construido Europa a través de la conquista de los derechos de ciudadanía. Su utilidad es doble, en la medida en que invita a la reflexión sobre la esencia del sindicalismo a la vez que le sitúa en el centro de la construcción democrática de Europa. En este marco, los casos de estudio elegidos -Alemania, Francia, Reino Unido, España, Italia y Portugal- representan una pluralidad de variantes nacionales elocuentes, facilitando amplias comparaciones. En fin, este libro es el resultado de un proyecto pergeñado hace ya tiempo y de trayectoria no siempre fácil. Hay que felicitar y agradecer a las personas que han participado en él, bien haciéndose cargo de los diferentes capítulos o traduciendo algunos de ellos, no sólo por sus contribuciones sino por el gran interés de las mismas.   INTRODUCCIÓN | José Babiano
    Director del Archivo de Historia de la Fundación 1 Mayo y coordinador del libro Durante los últimos ciento cincuenta años los principales avances democráticos y la ampliación de los derechos en Europa han venido de la mano del movimiento obrero en general y del sindicalismo en particular. Esta es una de las principales conclusiones que pueden extraerse de la lectura del nuevo libro que, editado por la Fundación 1º de Mayo, centro sindical de estudios de CCOO, acaba de aparecer en plena campaña de las elecciones al Parlamento Europeo. Con el titulo “Trabajo y ciudadanía en la Europa contemporánea. El sindicalismo y la construcción de los derechos”, este libro ha sido coordinado por José Babiano y cuenta con seis capítulos, a cargo de diversos especialistas europeos, referidos a Alemania, España, Francia, Italia, Portugal y Reino Unido. Obviamente, cada uno de estos países no sólo tiene un peso distinto en el “espacio europeo común”, sino que también cuentan con diversas historias y tradiciones sindicales. Los autores de cada uno de los capítulos –J. Pablo Calleja, Steven Forti, Hola-Detlev Köler. M. Martínez Lucio. M. Grazia Meriggi, Victor Santidrián, Andrea Tappi y Raquel Varela– nos presentan un detallado recorrido a partir del último tercio del siglo XIX hasta la actualidad. En este recorrido observamos cómo la acción de las organizaciones sindicales, permitió el acceso a los derechos del trabajo y en primer lugar el derecho a la sindicación, que fue conquistado en Inglaterra en 1824, en Francia en 1884 y tres años después en España. En nuestro país la huelga –otro derecho fundamental del trabajo– no dejó de ser delito hasta 1909. Paralelamente a finales del siglo XIX y principios del XX emergerá la legislación social en el continente: eliminación del trabajo infantil, protección del trabajo femenino, seguro de accidente de trabajo, reducción de la jornada laboral, etcétera. Más allá de los derechos del trabajo a los que acabamos de referirnos, tras la Segunda Guerra Mundial se generalizaron en Europa derechos sociales como la sanidad o la educación, jugando un papel esencial el sindicalismo en la articulación de los mismos. Como resulta obvio en España y Portugal, debido a las dictaduras de Franco y Salazar, la generalización de los mismos tuvo lugar tardíamente. Lógicamente, el acceso universal a la educación o a la sanidad trasciende el ámbito del trabajo. En ese sentido puede hablarse de los sindicatos como constructores de derechos de ciudadanía. Ahora bien, la centralidad del sindicalismo en la extensión de la ciudadanía y la democracia en Europa no se circunscribe a los derechos sociales, que pueden imaginarse como parte de su esfera de intervención propia. Por el contrario, esta centralidad tiene que ver también con los derechos políticos y civiles. Hay dos ejemplos muy claros en este sentido. En primer lugar, se trata de la lucha por el derecho al sufragio universal. Bien es cierto, que en un primer momento era el sufragio universal masculino, pero cabe recordar que en 1840 en Gran Bretaña votaba el 3’5 por ciento de la población y en Francia el 1 por ciento. Y es que los regímenes liberales en origen en absoluto eran sistemas políticos democráticos. El “cartismo”, un movimiento de los trabajadores que tuvo lugar entre 1838 y 1848 en Inglaterra ilustra la pelea del movimiento de los trabajadores por la extensión del sufragio. En efecto, pues en la “carta del pueblo”, aprobada por el movimiento, se reclamaba el derecho a voto, así como una serie de garantías que permitiesen a los trabajadores acceder al Parlamento. Durante el siglo XX el papel destacado de los sindicatos en la lucha por la democracia cuenta con un amplio repertorio de acciones. En España, por ejemplo, la CNT y la UGT declararon en 1917 la huelga general para, entre otras cosas, acabar con el régimen de la Restauración borbónica y dar paso a un proceso constituyente. Luego, durante el franquismo, sobre todo las CCOO combatieron por la amnistía y las libertades democráticas. En Francia la CGT participó activamente en la Resistencia contra los invasores nazis, distribuyendo propaganda derrotista entre las tropas alemanas, organizando sabotajes en al producción y huelgas en las empresas. Las organizaciones de las TUC, por citar un tercer ejemplo, se batieron en los años treinta contra la Unión Británica de Fascistas de O. Mosley y en los ochenta combatieron el racismo y el fascismo del British National Party. En Italia, Alemania o Portugal, se multiplican los ejemplos de la lucha sindical por alcanzar y/o preservar los derechos políticos. Unos derechos de carácter universal entre la ciudadanía. En definitiva, el proceso histórico de construcción de los derechos de ciudadanía resulta inseparable del devenir del sindicalismo en Europa. En ese sentido ha jugado un papel radicalmente civilizatorio. De hecho, si a día de hoy la Unión Europea está en crisis es debido a las políticas ultraliberales de la derecha. Es, por tanto, la derecha la que está destruyendo Europa. Por eso, la aparición de este libro resulta particularmente oportuna, en un momento en el que los sindicatos están sufriendo un fuerte hostigamiento en los países de la UE por parte de los poderes económicos, sus medios de comunicación y sus representantes políticos y cuando el nivel del debate electoral entre las grandes fuerzas está resultando bastante plano.   ÍNDICE Rodolfo Benito  |  Prólogo José Babiano  |  Introducción: Trabajo y ciudadanía, una relación compleja. Holm-Detlev Köhler y José Pablo Calleja Jiménez | Logros y derrotas sindicales como motor del progreso social en Alemania. Víctor Santidrián |  El papel del sindicalismo en la construcción de la ciudadanía en España. Miguel Martínez Lucio | Hacia una interpretación de las aportaciones de los sindicatos y de los sindicalistas en el siglo XX: el caso del Reino Unido. Maria Grazia Meriggi | Los sindicatos y la conquista de la ciudadanía social en Francia en el siglo XX. Steven Forti y Andrea Tappi | 1919-1920 y 1968-1969: de un biennio rosso a otro. Sindicalismo y derechos de ciudadanía en la Italia del siglo XX. Raquel Varela | Conflictos políticos y derechos sociales en Portugal durante el siglo XX.   DATOS EDITORIALES Trabajo y ciudadanía en la Europa contemporánea. El sindicalismo y la construcción de los derechos José Babiano (ed.), José Pablo Calleja Jiménez, Steven Forti, Holm-Detlev Köhler, Miguel Martínez Lucio, Maria Grazia Meriggi, Victor Santidrián, Andrea Tappi, Raquel Varela Primera edición: abril de 2014 Edita: Fundación 1º de Mayo  |  www.1mayo.ccoo.es
    Longares, 6. 28022 Madrid - España ISBN: 978-84-87527-38-8  |  DL: M-9718-2014 Pedidos organizaciones CCOO [10 euros]: 1mayo@1mayo.ccoo.es Venta individual electrónica [18 euros]: Exlibris

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.